Muestra Historia

La historia de la Parroquia nace con la necesidad pastoral de los habitantes del sector Los Prados suscitaron el deseo de conformar una comunidad estable que pudiera crecer, celebrar la fe y vivir los sacramentos. Esta comunidad que no tenía un lugar de celebración recurre sacerdote religioso José María Zorrilla Lafuente perteneciente a la Congregación de los Clérigos de San Viator quien era el párroco de la Parroquia “Nuestra Señora de Monserrat”. El párroco con una visión centrada en las necesidades pastorales de este grupo de fieles crea el 6 de mayo de 1985 el Sector pastoral los Prados. Este es el primer paso en lo que llegará a convertirse en la Parroquia Santa Teresa de los Andes.

Esto tiene lugar en el año 1985, las primeras eucaristías tuvieron lugar en la casa del Señor Jorge Cortés quien era un miembro activo de esta comunidad quien trabajo incansablemente no solo en la construcción del templo, sino que también ayudo en el crecimiento de esta comunidad que iniciaba su camino de fe en el Señor.

Las primeras celebraciones litúrgicas tuvieron lugar en la casa del señor Jorge Cortés, quien gentilmente facilitaba las condiciones para que esta comunidad de fieles tuviese un lugar acogedor para llevar acabo el culto divino. Las celebraciones litúrgicas fueron oficiadas esos primos meses por los sacerdotes jesuitas, el padre Julio Jiménez y el Padre Lyon.

Viendo que esta comunidad crecía paulatinamente, se hizo evidente que la casa del señor Jorge Cortés ya no ofrecía las condiciones idóneas- por motivos de espacio- para la celebración litúrgicas. Esto hizo apremiante la búsqueda de un nuevo espacio donde poder instalarse de manera más o menos permanente, y que fuera cómodo para el creciente número de fieles que se iban sumando semana tras semana a la celebración del culto.

Es así como al final del año 1985 la comunidad de fieles perteneciente al sector pastoral Los Prados, realizo las gestiones necesarias para conseguir lo que ellos denominaron en su momento con mucho amor “La Catedral”, que no era sino una humilde estructura de material ligero prefabricada. En esta edificación la comunidad se reunió a lo largo de los años 1985 y 1986.

La experiencia en esta estructura de madera, debido al creciente número de integrantes de la comunidad redundo en el mismo problema que movilizó a la comunidad a buscar un espacio de celebración más adecuados aún a las necesidades que se presentaban en ese momento. Fue así como, por nuevas gestiones de los mismos integrantes de la comunidad del sector pastoral Los Prados, obtuvieron los permisos necesarios para hacer uso de una Sede Social de propiedad de una junta de vecinos cercana. Estarán allí hasta el año 1990, sin embargo, la estancia en este lugar fue animada por la esperanza que se suscitó a raíz de la feliz noticia de la compra de un terreno destinado a la creación de un templo definitivo para la comunidad.

Un dato no menor, y que es significativo en la historia de esta comunidad es el hecho de que la compra del terreno fue posible, en gran medida, gracias al generoso aporte de los mismos integrantes del sector pastoral Los Prados. Providencialmente, los dueños de la constructora propietaria del terreno accedieron generosamente a vender el terreno a la Parroquia Nuestra Señora de Monserrat a un valor comercial seis veces menor que lo usual para época. Esto, innegablemente facilito la compra del lugar donde hoy se ubica la parroquia.

Luego de la compra del terreno se dio inicio a las obras de construcción del templo. Esta obra estaba a cargo del Hermano José Gómez religioso español de la Congregación de los Clérigos de San Viator, quien fue designado encargado por el párroco de Nuestra Señora de Monserrat el P. José María Zorrilla, perteneciente a la misma congregación. El hermano José al mismo tiempo estaba encargado de la construcción la que es hoy la Parroquia Santa Rosa de Lima.

Con todo lo anterior, la comunidad no quedo exenta de la participación en el proceso de construcción del templo. Esto se vio reflejado en la formación de un equipo que participó activamente a nivel de gestión que se encargó específicamente de la recaudación de los dineros y la coordinación con el Hermano José, encargado de la obra a nivel parroquial.

De esta manera, paso a paso entre los años 1987 y 1990 se edificó el templo, que fue bendecido tras instalarse la primera piedra y celebrar la santa misa. El día 25 de noviembre del año 1990 se inaugura el templo -construido con el esfuerzo y dedicación de toda la comunidad-  como capilla “Santa Teresita de los Andes” tras la bendición de Monseñor Valech, en un ambiente lleno de alegría y fe.

El mismo aumento en el número de fieles, animado por el Señor, que se había manifestado desde los inicios de la comunidad del sector pastoral Los Prados fue el principal motivo para que en el año 1993 la capilla “Teresita de Los Andes” fuese promulgada como “Parroquia Santa Teresa de Los Andes”. Esto se concretó el día 28 de marzo por medio de la bendición dada por Monseñor Carlos Oviedo, arzobispo de Santiago de la época.

Esta parroquia que tiene sus orígenes en el año 1985, cuando la comunidad apenas podía celebrar la Santa Misa en la casa de un vecino, hoy ofrece un lugar amplio, acogedor y bellamente adornado para realizar no solamente el culto divino, sino también ofrece un lugar adecuado para que las distintas unidades pastorales pertenecientes a la parroquia puedan desarrollar sus labores con comodidad y en medio de un ambiente fraterno